SOMOS UN EQUIPO DE AMIGOS

Diseñadores, escritores, fotógrafos..

ALEJANDRO CATASÚS

El Ángel de los Números

«Soy una persona tranquila, mi tarde ideal, una puesta de sol en el porche de mi casa con mi mujer y mi perro, mientras leo un buen libro. Mi vida: mi mujer Ana «la pequeña creadora de sandalias» y el mar. Mi gran pasión el windsurf y la vela en general. Mis grandes aficiones la lectura y la fotografía. Mi esperanza; que el mundo sea un poco mejor porque yo he pasado por él «.

ANA SALVADOR

El Ángel Creativo

Soy observadora, me gusta escuchar a la gente. Disfruto con los trabajos manuales y el bricolaje. Me encanta regalar y que me regalen sonrisas. Sin el mar, me moriría. Puedo pasarme horas recogiendo conchas en la arena. En un día de lluvia, el mundo se me viene encima. Con el sol, vuelvo a nacer. Todos tenemos un Ángel de la Guarda.

SILVIA LOEWE

El Ángel de la Comunicación

«Mis alas son mis piernas, que me llevan a todas partes. Para mí, un buen calzado es indispensable y sublima cada paso. Soy cromática, aérea, soñadora y muy de letras. Me entusiasmo con las sorpresas y los detalles; me inspira la gente que cree en su trabajo y también la que cuida su aspecto».

SABRINA JARAMILLO

«El Ángel con Identidad»

«Soy una Colombiana apasionada por el arte, por las marcas en cuerpo y alma. Me gusta la soledad, valoro ese momento de silencio que me enseña a observar y a escuchar. Apasionada por los detalles, por los colores que me rodean; por el arte de las letras; observadora; soñadora y una fiel amante de la vida. Hace unos años tuve la fortuna de conocer a una madre, a una amiga incondicional que me enseñó a caminar por los senderos de Cataluña, de la vida y de la pasión por las marcas. Un Ángel llamado Ana».

ESTHER RICO

Pop-Up Angel

“Me apasiona lo que hago, trato de disfrutar con cada detalle y por fin dejo que mi instinto e intuición guíen a mi mente. Bicéfala en muchos aspectos trato de vivir con el corazón, de ahí sale la inspiración para diseñar experiencias efímeras como la vida, intensas y que dejan un buen sabor de boca. Agradecida por naturaleza y más desde que mi Ángel cruzó a Ana en mi camino”.