ASÍ SON ELLAS...

ANGEL DE LA GUARDA SANDRA2

SANDRA EN LOS GIRASOLES

“No hay terreno que se le resista. Igual se patea Manhattan que se desliza por un acantilado en Bali para llegar al mejor paisaje. Y con la misma elegancia y seguridad que le dan unos pies que siempre desean subirse a lo más alto. Más que curiosa, de firmes ideas y de acción decidida, conquista por su vitalidad pero también por su mirada valiente, melena intemporal y piel de caramelo”.

ANGEL DE LA GUARDA MARTAOK

MARTA EN LA CALETA

“Su lema, la sencillez, su acierto, hacerlo todo más fácil. Cualquier vaquero se funde con su esbeltez, y con una sutil camiseta descubre su tono mediterráneo. Un collar que se alía para alumbrar su escote, y ella lo culmina todo con su gran sonrisa. Siempre cerca del mar, en el norte o en el sur, para respirar su brisa en todas las estaciones. Por allí camina relajada, comparte, disfruta, es.”

ANGEL DE LA GUARDA SILVIA1

SILVIA EN LA LLUNA

” Ella es cariñosa y más que divertida. Soñadora y, hasta quizás un tanto utópica, esta mujer de elegante belleza y brillante conversación, convierte cada momento en una situación inolvidable. De sonrisa abierta y carcajada sonora,  florece regalando detalles y sorpresas. Tertuliana apasionada si toca combatir las injusticias, y cómica sublime a la hora de reír. Sus piernas interminables la llevan a explorar cada rincón, cada sensación. Copita de cava, sombrero de paja y..el mar. Lo más parecido a la felicidad”.

ANGEL DE LA GUARDA OLGA 1

OLGA EN CAN MARC

” La mezcla más seductora entre dureza y fragilidad. Sus ojos son igual de cómplices en los momentos más bonitos y en las emociones más escondidas. De cuerpo ágil, no es difícil pillarla corriendo, saliendo o entrando, o entrando y saliendo a la vez. Pero tanto si se mueve como si está quieta, sabe combinar como nadie el boho con el chic para ser cool sin dejar de ser relaxed“.

PATRI

PATRICIA EN EL CROACK

” Es tan espontánea que logra cautivar a cualquier compañía. Rápida en todo, siempre está dispuesta para aprovechar todas las ocasiones que valen la pena, ya sea en pareja, con familia o con amigos. Sus ganas, su carisma y el contraste de sus ojos claros y su pelo oscuro siempre son un placer. Y con todo eso no se necesita mucho más. Tal vez un vestido vaporoso que acompañe su frescura, o un pitillo chillón para ese puntazo sexi.