CON ALMA

________________

En Modo Creación

Hacer realidad Ángel de la Guarda ha sido posible porque una barcelonesa valiente escogió implicarse en su propio destino. Las neurociencias nos dicen que podemos vivir en “modo supervivencia”, o en “modo creación”, y con cada nueva experiencia,  Ana Salvador (1969) ha sabido encontrar la motivación para crear.

01

Con 14 años un accidente le impidió caminar durante muchos meses.

Un tiempo de dolor y confusión, pero ella se enfocó en acercarse a los demás y ya entonces consolida una red de amistades sin fecha de caducidad.

Las secuelas llevaron su atención al calzado, que pasaba de ser una mercancía a un objeto que cuida y ayuda, del cual ocuparse con mimo. Y empieza de nuevo a crear, primero en su imaginación, ese calzado ideal, una caricia por dentro y también por fuera.

Se puede, piensa. Pero habrá que hacerlo.

Mientras, formada en marketing y comunicación, dirige campañas y proyectos para TBWA, INTERVIDA, ELISAVA o IAAC, entre otros. Y empieza a diseñar lo que será el embrión de Ángel de la Guarda, que después hacen sus propias manos, para sus pies.

Tras muchos años de entrega profesional, llega un momento de calma y la ilusión y las sandalias de Ana se multiplican.

Muchas horas de dedicación y cada vez más colores, formas y estilos, pensados ya no solo para sus pies, sino también para todos los demás.

En su pequeño taller del Maresme y trabajando de forma absolutamente artesana, ha creado junto a su pareja Ángel de la Guarda y ahora lanza la primera colección, para pisar con seguridad y para disfrutar de cada paso.

Silvia Loewe (Periodista)

NUESTRO CAMINO

«Presentamos nuestra primera colección en 2015 en Première Classe de Paris.

Con un stand producido en nuestro taller de manera artesanal.
Quisimos reflejar nuestra esencia, nuestro carácter y nuestra forma de hacer».

«Gustó… y ¡mucho!

Una experiencia inolvidable y muy, muy gratificante.

Siempre agradecidos, París».